Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Un buen comienzo

Publicado el miércoles, 23 de septiembre de 2009. Autor: Jack Newman

La lactancia es la forma natural de alimentar a bebés y niños. La leche humana está específicamente producida para los bebés humanos. Las fórmulas hechas de leche de vaca o sojas (la mayoría de las fórmulas), son sólo superficialmente similares, y la publicidad que expresa lo contrario es engañosa. La lactancia debe ser fácil y sin problemas para la mayoría las madres. Un comienzo bueno asegura que la lactancia sea una experiencia feliz tanto para la madre como para el bebé.

La gran mayoría de las madres están perfectamente capacitadas para amamantar a sus bebés exclusivamente durante cuatro a seis meses. De hecho, muchas madres producen más leche que la suficiente. Desafortunadamente, las rutinas hospitalarias no actualizadas basadas en la nutrición artificial predominan todavía en muchas instituciones materno-infantiles y hacen la lactancia dificultosa, y a veces imposible, para algunas madres y bebés. Para facilitar la lactancia es crucial lograr un comienzo bueno desde los primeros días. Sin embargo, aún con comienzos difíciles muchas madres y sus bebés, con práctica, tienen éxito.

El secreto de la lactancia está en acomodar la boca del bebé correctamente al pecho. Un bebé que lacta bien, obtiene leche sin problemas. Un bebé que lacta mal, tiene dificultades para obtener la leche, especialmente si el suministro es bajo. Un agarre defectuoso es como darle al bebé un biberón con la tetina con un agujero muy pequeño. El biberón está lleno de leche, pero el bebé no obtendrá mucha. Cuando el bebé no está bien colocado en el pecho, puede causarle dolor en el pezón de la madre. Y si el bebé no obtiene suficiente leche, permanecerá generalmente en el pecho por períodos largos, agravando así el dolor. Desafortunadamente, cualquiera puede decir que el bebé está lactando bien, aunque no lo esté. Mucha gente no sabe lo que significa lactar bien. A continuación le sugerimos maneras de facilitar la lactancia:

1. Poner el bebé al pecho inmediatamente después del nacimiento.
La gran mayoría de los recién nacidos pueden agarrarse al pecho pocos minutos después del nacimiento. Tanto es así, que la investigación demuestra que, si se les da la oportunidad, los bebés de solo minutos van desde el abdomen de la madre hasta el pecho y comienzan a lactar por sí mismos. Este proceso puede tomar una hora o más. Sin embargo, se debe dar este tiempo a la madre y al bebé para que comiencen a conocerse. Los bebés que "se agarran al pecho por sí mismos" experimentan menos problemas de lactancia. Este proceso no requiere ningún esfuerzo por parte de la madre y la excusa de que la madre está cansada por el esfuerzo del parto no es suficiente. Además, los estudios demuestran que el contacto piel con piel entre la madre y el bebé, mantiene al bebé a igual temperatura que en una incubadora.

2. La madre y el bebé deben estar en la misma habitación.
No hay absolutamente ninguna razón para separar las madres de sus bebés cuando ambos están sanos, ni siquiera por períodos cortos. Las instituciones de salud que tienen la rutina de separar las madres y sus bebés después del nacimiento están totalmente desactualizadas, y las razones para la separación demuestra a los padres quién tiene el control (el hospital) y quién no (los padres). A veces se dan razones falsas para la separación, como por ejemplo que el bebé haya tenido meconio antes de nacer. El bebé que tuvo meconio y está bien unos minutos después de nacer va a estar bien y no necesita estar en una incubadora durante varias horas para "observación".

No hay evidencia de que las madres que se las separa de su hijo estén más descansadas. Por el contrario, están más descansadas y con menos estrés cuando están con sus bebés. Las madres y sus bebés aprenden a dormir al mismo ritmo. Por lo tanto, cuando el bebé despierta para alimentarse, la madre también despierta naturalmente. Esto no le causa a la madre tanto cansancio como cuando la despiertan de un sueño profundo para alimentar a su bebé que está en otra habitación.

El bebé muestra que está listo para alimentarse mucho antes de empezar a llorar. Se observa, por ejemplo, que cambia su ritmo respiratorio o comienza a desperezarse. La madre, que duerme en forma ligera, se despierta y su leche comienza a fluir; el bebé tranquilo, comienza a alimentarse. El bebé que ha estado llorando antes de ponerlo al pecho puede rehusarse a agarrarlo aun cuando tenga mucha hambre. Se debe alentar a las madres y sus hijos a dormir juntos mientras están en el hospital. Esta es la mejor forma para que las madres descansen y los bebés se alimenten. La lactancia debe ser un proceso relajante y no extenuante.

3. No se le debe dar tetinas al bebé.
Existe controversia sobre la existencia de la "confusión tetina-pezón". El bebé va a adoptar siempre el método que le ofrezca mayor flujo y rechazará otros con flujo menor. Por lo tanto, si en los primeros días, cuando la madre produce poquita leche (como es natural) se le da al bebé un biberón (¿es natural?) que le proporciona un flujo rápido, no es necesario ser muy listo para saber cuál va a preferir. Sin embargo, muchos profesionales de la salud, que se supone que la están ayudando, parecen no saber cómo tratar este tema. La confusión tetina-pezón no solo incluye el hecho de que el bebé rechaza el pecho, sino también el no agarrarse correctamente y no recibir la leche necesaria, además del dolor en los pezones.

El hecho de que el bebé tome "los dos" (pecho y biberón) no significa que el biberón no tenga influencia negativa. Si tenemos alternativas cuando el bebé necesita un suplemento, ¿por qué usar el biberón?

4. No hay restricción sobre duración o frecuencia de la alimentación.
Un bebé que se alimenta bien no va a estar en el pecho durante horas. Pero si lo hace, normalmente es porque no está bien colocado y no succiona la leche que está disponible. Busque ayuda para corregir la lactancia de su bebé o use el método de compresión para que el bebé reciba más leche. Esto es lo que la ayudará, no el chupete, ni el biberón, ni llevar el niño a la nursery.

5. Raramente se necesitan suplementos de agua, agua azucarada o fórmula.
La mayoría de los suplementos se pueden suprimir si se logra que el bebé se agarre bien al pecho y succione la leche disponible. Si le dicen que necesita suplemento sin que la observen amamantar, busque ayuda entre quienes sepan qué hacer. Son muy pocas las razones para prescribir suplementación; normalmente se sugieren los suplementos por conveniencia del personal del hospital. Si se requiere suplementación, deberá darse con la sonda de lactancia en el pecho, no en taza, jeringa o biberón. El mejor suplemento es su propio calostro. Se lo puede mezclar con agua azucarada si no puede extraer mucho al principio. Raramente se necesitan fórmulas en los primeros días.

6. Colocar al bebé correctamente al pecho es esencial para el éxito.
Esta es la clave de una lactancia exitosa. Desafortunadamente, muchas madres tienen una "ayuda" inadecuada, de quienes no entienden como es la lactancia correcta. Si le dicen que su bebé de dos días está mamando bien a pesar de que tiene dolor en los pezones, dude, y recurra a alguien que sepa.

Antes de dejar el hospital debería saber que su bebé se está amamantando de forma correcta, que su bebé está recibiendo la leche y que usted sabe cómo su bebé obtiene la leche. Si usted y su bebé dejan el hospital sin saber esto, busque ayuda con un experto en lactancia materna lo antes posible.

7. Las muestras gratis de fórmula y sus folletos no son obsequios.
Solo hay un objetivo para estos "obsequios" y es que usted utilice la fórmula. Es una comercialización muy efectiva pero poco ética. Si un profesional de la salud le da alguna muestra usted debería preguntarse sobre su conocimiento sobre la lactancia y su compromiso hacia ella. "¡Pero necesito fórmula porque el bebé no se satisface!". Puede ser, pero es más factible que lo que suceda es que no le hayan dado la ayuda apropiada y que el bebé simplemente no obtiene la leche que usted tiene. Incluso si usted necesita fórmula, nadie debería sugerirle una marca en particular y darle muestras gratis. Consiga buena ayuda. Las muestras de fórmula no son ayuda.

En ciertas circunstancias, es imposible comenzar la lactancia de forma temprana. Sin embargo, la mayoría de las razones médicas (medicación maternal, por ejemplo) no son razones válidas para detener o retrasar la lactancia, y usted está siendo mal informada. Consiga buena ayuda. Los bebés prematuros pueden comenzar a lactar mucho, mucho antes de lo que realmente lo hacen en muchos centros de salud. De hecho, hay estudios que ahora son casi definitivos que demuestran que es más fácil para un bebé prematuro mamar del pecho que tomar el biberón. Desafortunadamente, muchos profesionales de la salud que tratan bebés prematuros parecen no estar al tanto de esto.


Sobre Jack Newman
Jack Newman se graduó en la Universidad de Toronto en pediatría en 1970. Creó la primera clínica de lactancia en Canadá en 1984 en el Hospital para Niños Enfermos de Toronto. Ha sido un consultor de UNICEF para la Iniciativa de los Hospitales Amigos de los Niños en África, y ha publicado artículos sobre lactancia en revistas como Scientific American. El Dr. Newman ha practicado la medicina en Canadá, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Documentos de Jack Newman publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2015. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.