Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

La lactancia materna en la historia del arte

Publicado el lunes, 22 de agosto de 2016. Revisado el lunes, 22 de agosto de 2016.
Autor: María del Carmen Vidal

Cada vez más, las madres reciben toda la información necesaria y el apoyo para llevar a cabo una lactancia exitosa. Según la Asociación Española de Pediatría, dar el pecho a demanda es amamantar sin horarios ni tiempos de duración en las tomas, ofrecérselo a nuestro niño cada vez que dé muestras de que necesita mamar, tanto de día como de noche; lo que requiere que la madre esté siempre cerca de su bebé.

Pero, ¿y durante la historia? Hoy os queremos ofrecer imágenes que nos lega la historia del arte con respecto al tema de la lactancia. Cabe destacar que durante mucho tiempo estuvo relegada a las imágenes mitológicas. A partir del siglo XIX los artistas dieron más importancia a la plasmación de la vida cotidiana y por tanto comenzamos a ver a madres normales y corrientes en un momento tan íntimo y bello. Otros artistas buscaban en cambio las imágenes más cercanas a la naturaleza en lugares lejanos, donde los prejuicios de Occiente quedaban aún muy lejos.

1. MADRES DE LA MITOLOGÍA ALIMENTANDO A DIOSES Y HÉROES

HÉRCULES AMAMANTADO POR HERA
Según la mitología griega, Hércules y su hermano gemelo eran hijos de Zeus y de la reina mortal Alcmena. Sólo Hércules heredó la condición semidivina de su padre. Zeus engañó a su esposa Hera poniendo al bebé a mamar de su pecho para reafirmar su condición de Dios y así otorgarle la gran fuerza de que le caracterizó. Pero Hera se dio cuenta y retiró a Hércules del pecho. Del chorro de leche que salió dicen que se formó la Vía Láctea del cielo.


Hera amamantando a Hércules, cerámica griega, S. IV a.C.

ISIS AMAMANTANDO A HORUS
En la mitología egipcia, a Isis se la conoce como la “Gran Diosa Madre”. Era la esposa de su hermano Osiris, enemigo del también hermano Seth. Cuenta la historia que Seth, que tenía envidia de su hermano, lo engañó, mató y cortó en 14 pedazos que repartió por todos los confines del reino. Isis los fue buscando y recogiendo todos, con la excepción del pene. A pesar de ello (y no preguntéis cómo) fue capaz de concebir a su hijo Horus, al que vemos muy a menudo representado en su regazo mamando.


Isis y Horus, escultura del periodo Ptolemáico, S. II a.C.

YAMA UBA Y EL HÉROE KINDARO
Yama Uba es una anciana hechicera de la mitología japonesa, que habitaba en el bosque del monte Ashigara. Madre de Kindaro, el “niño de oro”, que tenía una fuerza increíble y era muy valiente. ¿Será porque tomaba teta de Yama Uba hasta una edad que hoy consideraríamos prolongada? Son muy bellas las imágenes del artista Kitagawa Utamaro en las que el niño aparece siempre cogiendo el otro pezón y jugando con él.


Yama Uba y Kindaro, Kitagaw Utamaro, S. XVIII

LA VIRGEN DE LA LECHE
Se trata de una imagen muy concreta de la Virgen María amamantando al niño Jesús. La tradición habla de la Gruta de la Leche, un lugar en Belén donde la Virgen dio el pecho al niño y se le derramó una gota. La gotita cayó sobre una roca que se tornó blanca.

La Virgen de la leche es la patrona de los matrimonios que desean tener hijos.


Virgen de la leche, Alonso Cano, 1659

2. LOS REYES DE LA HISTORIA

LUIS XIV DE FRANCIA
El niño dulce amamantado por el ama de cría o nodriza se trata de Luis XIV, el futuro “rey sol”, uno de los mejores reyes de la historia de Francia. Luis nació tras 23 años de matrimonio de sus padres, heredero buscadísimo y amadísimo por su madre Ana de Austria. Cuentan que la reina no lo tenía a su lado todo lo que le hubiera gustado, y que nació ya con dos dientes.

Las damas de la corte se rifaban el honor de ser el ama de cría o la nodriza del pequeño delfín, y tuvo varias. El mejor rey que tuvo Francia fue alimentado por varias nodrizas; no había nada mejor para la grandeza.


Louis XIV, Charles Beaubrun, 1640

CARLOS II DE ESPAÑA
El pequeño nació, tras siglos de matrimonios consanguíneos, con el síndrome de Klinefelter, con una apariencia enfermiza. Debido a su debilidad al nacer, se buscó la mejor nodriza posible, una mujer de Fuencarral, María González, que ya había criado a ocho hijos sanos y robustos. El rey fue amamantado hasta los cuatro años por hasta 14 amas de cría. No había nada mejor que la leche materna para un niño que necesitaba todos los cuidados.


Carlos II, Sebastián Herrera Barnuevo, 1670

3. LAS ESCENAS COTIDIANAS DE LOS ARTISTAS CONTEMPORÁNEOS

RENOIR Y SU ESPOSA ALINE AMAMANTANDO A SU HIJO PIERRE
Renoir encontró al amor de su vida, Aline, cuando tenía ya cuarenta años y ella solo 21. En esta imagen podemos apreciar toda la belleza del impresionismo, la captación de la luz y la ternura en una escena íntima y familiar, donde Aline alimenta a Pierre en un jardín al aire libre. El niño, sin pañales, juguetea con sus pies y mira de reojo al pintor, su papá.


Aline y Pierre, Auguste Renoir, 1886

JOVEN MADRE AMAMANTANDO A SU HIJO, DE MARY CASSATT
Esta pintora impresionista nos ha legado hermosísimas imágenes que plasman el significado de la maternidad y la infancia. En esta vemos a una madre mirando fijamente a los ojos de su bebé que, desnudito, mama y toca con cariño la cara de su madre. Ella, mientras, juguetea con uno de sus pies.


Joven madre amamantando a su hijo, Mary Cassatt, 1906

LA MATERNIDAD DE PABLO PICASSO
En esta obra de la época azul de Picasso podemos ver a una madre melancólica pero que se inclina amorosa sobre su hijo, al que está dando el pecho. La cara del niñito está desdibujada; en cambio su manita, que agarra con ganas el seno de su madre, se ve con claridad. Algunas madres se sienten tristes tras el parto, no todo es fácil y dar el pecho consuela.


Maternidad, Pablo Picasso, 1901

4. LAS MADRES NATIVAS PARA LOS ARTISTAS EUROPEOS

Las madres medio desnudas, dando pecho abiertamente, o porteando o con trajes regionales son habituales para aquellos artistas que encontraron en países lejanos su inspiración. El tratamiento de la maternidad es más sincero y crudo, con menor pudor y menos convencionalismos pictóricos. Son seres más cercanos a la tierra y a sus hijos.

LAS MATERNIDADES DE PAUL GAUGUIN
Este pintor tiene varios cuadros muy similares con este mismo tema. Durante una parte de su vida vivió en la Polinesia, concretamente en Tahití. Huía de la manera de vivir occidental y buscaba un arte más puro y expresivo. En ellos aparecen mujeres semivestidas, juntas formando un vínculo, una tribu. Una de ellas, sentada y tranquila, alimenta a su bebé.


Maternidad, Paul Gauguin, 1899

LAS MADRES DEL MUNDO DE LOUIS TOFFOLI
Este pintor, desconocido por muchos, viajó intensamente a lo largo de su vida, primero por Europa y después por medio mundo retratando la vida cotidiana y familiar de los lugares que visitaba. En este cuadro la luz y la intimidad del momento son de una belleza casi etérea.


Maternidad, Louis Toffoli, 1995


Sobre María del Carmen Vidal
María del Carmen Vidal es madre e historiadora del arte, investiga y escribe sobre temas de maternidad y crianza en el arte y en la literatura.

Documentos de María del Carmen Vidal publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2016. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.