Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

¿Pueden los videojuegos paliar problemas de salud infantil?

Publicado el viernes, 19 de febrero de 2016. Revisado el viernes, 19 de febrero de 2016.
Autor: Edith Gómez

¿Cuántas veces hemos castigado a nuestros hijos sin videoconsola por no hacer los deberes o por un mal comportamiento? Siempre hemos asociado los videojuegos con un entretenimiento para los niños y con algo negativo si abusan de ellos. Pero lo cierto es que, en los últimos años, los videojuegos se han convertido en una vía para paliar enfermedades y para aumentar la calidad de vida del enfermo. ¿Sorprendente, verdad?

Pero, ¿sabemos realmente qué videojuegos específicos son los que benefician a estos niños y qué características tienen?

Una de las investigaciones publicadas en Journal of Medical Internet Research ha estudiado la utilidad de los videojuegos para la salud de los adolescentes. Si nos remontamos a los 80, un juego conocido con el nombre de Pong ha resultado efectivo para detectar daños cerebrales. Un estudio de la Universidad de Chicago concluye que encontraron la forma de hacer un seguimiento de los ojos del paciente mientras jugaba, algo que resultaba clave para averiguar si existía algún problema en su cerebro.

A partir de aquí, muchas empresas empezaron a desarrollar videojuegos específicos para solucionar enfermedades determinadas. Por ejemplo, podemos mencionar a Playstation y Eyetoy, que hace algunos años desarrollaron juntos un juego para niños con problemas de visión. En España, la empresa de León, Proconsi, creó recientemente el software IIristea, basado en la repetición, y AIDO (la Asociación Industrial de Óptica, Color e Imagen) creó una web, basada en el diseño y la programación de un juego, con el nombre de EYEOK para estudiar la salud visual de los niños.

Otras marcas conocidas han invertido en videojuegos para la salud, concretamente para la diabetes. Es el caso de GlucoBoy, una Gameboy que tiene un medidor de azúcar en sangre y ayuda a controlar la enfermedad.

En la rehabilitación, los videojuegos también tienen un papel importante. Se ha incorporado herramientas como apps o wearables para ayudar a la rehabilitación del paciente. Podemos mencionar el proyecto SCRIPT de la Universidad de Hertfordshire en Reino Unido, que desarrolló un guante metálico para personas afectadas por un derrame cerebral. La mano funciona como un mando para interactuar con los juegos e incluso con el médico, permitiendo al paciente una mayor comodidad al no tener que moverse de casa.

Para personas que han sufrido un ictus, desde la Universidad de Valladolid, en España, se desarrolló un videojuego basado en el sensor Kinect. Se trata de un sensor que reconoce los movimientos del paciente y que trabaja el equilibrio.

Estos juegos, donde la motivación del jugador por aprender es clave, fortalecen habilidades del cerebro en personas que sufren enfermedades neurológicas. Estas mejoras en el paciente se producen debido a que el mismo jugador puede seguir sus progresos y asegurarse de que está alcanzando los beneficios que deseaba. Esto es una gran motivación para ellos.

Casos reales

  1. Ayudan a personas que sufren problemas para moverse y para hablar
    Las personas que sufren alteraciones graves en su cuerpo pueden beneficiarse de los videojuegos. Por ello, ya se están haciendo uso de videojuegos como terapia. Uno de ellos tiene el nombre de Activa, una especie de entrenador personal que indica una serie de ejercicios diarios, lo que parece algo más entretenido y divertido en el día a día del enfermo. Además, incluye una herramienta para llevar un seguimiento de los ejercicios realizados y estar en contacto con el médico. Incluso, puedes conectarte a las redes sociales, una opción más atractiva sobre todo para los adolescentes.

    En cuanto a los niños que sufren enfermedades cerebrales que repercuten en su habla, también se están desarrollando videojuegos para mejorar su calidad de vida. Se trata de juegos relacionados con la pronunciación de palabras y frases. Indudablemente, es un ejercicio extra a las terapias que existen y una fantástica forma de mejorar las habilidades comunicativas.
  2. Potencian la actividad corporal
    Después de todas las críticas recibidas hacia los creadores de videojuegos violentos, donde el fin era matar a monstruos o destruir cosas, estos mismos creadores intentaron sacar de ello algo positivo. Su idea fue hacer que el mando fuera el cuerpo de la persona y quien manejara a la consola, lo que resulta fantástico para luchar con el sedentarismo de algunos niños y evitar la obesidad.
  3. Corrigen problemas de visión
    Los niños que tienen un ojo vago también pueden beneficiarse de los videojuegos. Según los expertos, basta con jugar una hora al día a juegos como el Tetris o el ComeCocos, para corregir esa deficiencia. Si comparamos esa hora con las más de 300 horas que un niño debía pasar con un parche en el ojo, la diferencia es más que evidente. Esta demostración fue llevada a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos.

    Otro estudio dirigido por Glosh Somen, director médico de una clínica oftalmológica en Kolkata (India), demostró que el uso de videojuegos junto con un tratamiento estándar ayuda no solo a niños, sino también a adultos a corregir el ojo vago. El estudio, presentado en la Academia Americana de Oftalmología, se realizó con 100 niños de 10 a 18 años, quienes se dividieron en cuatro grupos. Todos parten de la base de un tratamiento estándar (gafas, parches y ejercicios visuales). El grupo 1 fue tratado con el tratamiento estándar; al grupo 2 se añadió un suplemento de micronutrientes; al grupo 3 se añadió al tratamiento estándar más 1 hora de videojuegos y el grupo 4 tomó citicolina, lo que produce mejoras en el cerebro. Los mejores resultados se obtuvieron en los grupos 3 y 4, y los niños con mejor recuperación fueron los menores de 14 años.
  4. Terapia efectiva para los enfermos: rehabilitación
    Otra de las grandes ventajas es que el niño no tiene que moverse de su casa para hacer rehabilitación, y que las asociaciones y hospitales pueden crear espacios dedicados exclusivamente para jugar a videojuegos que palien sus enfermedades. Por ejemplo, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Bizkaia creó un espacio para la rehabilitación de enfermos de esclerosis múltiple llamado Centro de Rehabilitación EMLabs Virtual Games.
  5. Disminuyen el miedo y alivia el dolor
    Además, los videojuegos alivian el dolor y disminuyen el miedo en los niños que están ingresados en hospitales. Hace aproximadamente 5 años se creó Juegaterapia, donde los niños podían donar las consolas que ya no usaban. Los niños que recibían estas consolas eran niños con cáncer. Esto les hacía olvidarse de sus tratamientos y se les hacía más ameno estar encerrados tanto tiempo rodeados de médicos.
  6. Ayudan a niños con otras enfermedades: autistas, discapacitados, disléxicos
    Por otro lado, según los expertos y algunos estudios, los videojuegos también son beneficiosos para niños autistas y con discapacidad. Gracias a ellos, los niños pueden aprender a ordenar su mente con dibujos, a controlar la respiración profunda, e incluso a hablar mejor. Sobre esto último hay un videojuego llamado OpenDislexic, que es realmente útil para niños con dislexia. El juego incluye una fuente especial y les ayuda a mejorar su forma de comunicarse con los demás.

    Para los niños discapacitados, la Universidad de Montfort desarrolló en 2012 un videojuego donde los ojos controlaban la consola y que estaba dirigido a niños que no podían manejar un mando o un ratón. A través de movimientos oculares podían tocar botones o mover a un personaje, mirando a varios puntos de la pantalla. La mirada puede ser el nuevo ratón para ellos. Esta técnica utiliza luz infrarroja para identificar donde está la mirada y de esta forma medir los movimientos mientras la persona está atenta a la pantalla.
  7. Mejoran la concentración y atención en niños hiperactivos
    No podíamos acabar el artículo sin mencionar aquellos niños que padecen hiperactividad (TDAH), una enfermedad que sufren entre un 5 y un 10 % de los menores de 18 años. Algunos investigadores ya han desarrollado varios juegos para potenciar su capacidad de concentración y atención. El funcionamiento es el siguiente: a través de un brazalete se registra la atención que está mostrando el niño en el juego y mediante su mente es capaz de mover a los personajes del videojuego. Con esto se consigue que se produzcan cambios en su conducta y en su atención. Los resultados por el momento son asombrosos, según se refleja en una revisión científica publicada en la revista American Psychologist.

Lo realmente increíble de todo esto es que todos estos juegos son compatibles con otros tratamientos y terapias, y que suponen una mejora en la calidad de vida del paciente como herramienta rehabilitadora, educativa y capacitadora. Los videojuegos suponen un extra siempre y cuando se haga un uso correcto de la tecnología, no lo olvidéis.


Sobre Edith Gómez
Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital y especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Documentos de Edith Gómez publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2016. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.