Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Colecho y aplastamiento: ¿hay alguna posibilidad de que aplaste a mi hija?

Publicado el miércoles, 23 de septiembre de 2009. Autor: Rosa Sorribas

No sería responsable decir que no existe ninguna posibilidad de aplastamiento. Pero, de la misma manera, tampoco es nula la posibilidad de morir en un accidente de tráfico, o durmiendo solo en una cuna con una superficie blanda o con una distancia entre los barrotes superior a la de seguridad. En todo caso, los peligros se pueden reducir, y las ventajas de ir en coche o de dormir solo (cuando así se desea) pueden conseguirse, siempre que se tomen las precauciones de seguridad propias para cada situación. Si hablamos de un coche, deberemos usar una sillita de seguridad adecuada y conducir prudentemente; si se trata de colecho, habremos de tener en cuenta también ciertas medidas de seguridad.

Incluso un bebé que duerme en su cuna no está exento de riesgos. No hay ningún entorno donde el bebé esté al 100% seguro. Sabemos que las madres y sus bebés están diseñados biológica y psicológicamente para dormir juntos. Y ésta es la manera más habitual de dormir para las madres y sus bebés en la mayoría de culturas del mundo. En el registro etnográfico, es extremadamente raro que una madre accidentalmente aplaste a su bebé, excepto en países industrializados. Las explicaciones a tales accidentes requieren considerar las condiciones de seguridad en las que ocurrieron.

Estudios antropológicos sugieren que las madres y sus hijos están diseñados para responder a la presencia el uno del otro. No se ha podido demostrar que la pareja madre-hijo no tenga una especial sensitividad a la proximidad entre ambos. En los estudios realizados por el Dr. James McKenna sobre colecho/cama familiar, las parejas mamá-bebé (de 2 a 4 meses) muestran que las mamás lactantes y sus bebés presentan una especial sensitividad durante toda la noche a los movimientos y situación física del otro. El bebé sano es capaz de darse cuenta de si sus cavidades nasales están bloqueadas o si se encuentra bajo cualquier peligro alertando a su mamá. En general, la mayoría de bebés tienen las capacidades físicas de salirse del peligro, bajo circunstancias normales.

De todas maneras, es necesario considerar las condiciones sociales y físicas en las se comparte la cama familiar. La verdad es que nadie puede decir que el colecho sea bueno o malo en su forma de cama familiar, sino que es necesario tener en cuenta el entorno en que se lleva a cabo. Si la superficie a usar es muy blanda o si la madre fuma o ha fumado durante el embarazo, debería abandonarse la idea del colecho. A pesar de que hay evidencias de que el aplastamiento fortuito ocurre en casos de cama familiar, en la gran mayoría de ellos (99,99%) existían unas condiciones muy inseguras: el adulto no sabía que el bebé estaba en la cama, los padres estaban bajo los efectos del alcohol u otras drogas, o simplemente eran indiferentes a la presencia del bebé. Según el trabajo del Dr. James McKenna, se debe diferenciar entre la protección inherente y beneficiosa de la pareja mamá-bebé en el entorno de colecho/amamantamiento, y las condiciones físicas del entorno donde ello ocurre, que puede ser desde extremadamente seguro a muy peligroso.

Otro tema a considerar es si, desafortunadamente, el bebé fallece por muerte súbita a tu lado. ¿Pensarías que lo has aplastado, o que el bebé hubiera fallecido igualmente independientemente de tu presencia? Si te parece muy difícil asumir que la muerte súbita pueda ocurrir en la cama familiar porque sus motivos no se conocen, tal vez sería mejor que optarais por que el bebé durmiera en otra superficie al lado, como una cuna adosada, para evitar al máximo el riesgo de aplastamiento. De todas maneras, la posibilidad de muerte súbita está ahí, por mucho que hagas para evitarlo.


Sobre Rosa Sorribas
Rosa Sorribas es consultora de lactancia certificada internacional (IBCL), doula y fundadora de Crianza Natural. Ha impartido cursos y conferencias sobre temas de lactancia, crianza y porteo.

Documentos de Rosa Sorribas publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2015. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.

Documentos relacionados