Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Guía para elegir un cobertor portabebés

Publicado el miércoles, 27 de febrero de 2013. Autor: Rosa Sorribas

A las familias que usamos portabebés se nos plantea a menudo un problema cuando se acerca el invierno: ¿cómo seguir porteando y abrigarnos a la vez? Siempre existe la opción de que tanto el porteador como el bebé se pongan un abrigo, para luego colocarse el fular o portabebés por encima. Aunque esta es una opción que se ve con frecuencia, especialmente con determinadas mochilas, resulta un tanto complicada y puede ser contraproducente. Es muy probable que el bebé vaya sobreabrigado (el hecho de llevar al bebé encima incrementa la temperatura corporal de ambos, puesto que no hay tanta exposición a la intemperie y uno calienta al otro) y que, debido al volumen de ropa, no quede bien sujeto. Es más, la opción de abrigar al porteador y bebé por separado constituye un problema cuando entramos en un lugar cerrado, como una tienda o centro comercial, donde se produce un cambio brusco de temperatura. En este caso, desabrigar a bebé y adulto es mucho más complicado que simplemente quitarse la chaqueta, ya que el propio portabebés obstaculiza esta acción… ¡especialmente si el bebé está dormido!

Afortunadamente en la actualidad existen diversas prendas de abrigo concebidas específicamente para su uso con portabebés: abrigos, parkas, anoraks, chubasqueros, forros polares, ponchos, chalecos y, naturalmente, cobertores. Hay una amplia variedad de alternativas y modelos para abrigarnos cuando porteamos al bebé.

Los abrigos, parkas, anoraks y prendas similares diseñadas específicamente para su uso con portabebés constituyen una buena opción para portear con todo tipo de portabebés, se colocan fácilmente e incluso, en algunos casos, se pueden utilizar sin niño y también durante el embarazo. Sin embargo, la mayoría de las familias porteadoras se suelen decantar por los cobertores, no solo por ser una alternativa mucho más económica y versátil, sino porque se adaptan fácilmente a la talla de cualquier persona, algo que no es posible con abrigos o parkas.

En consecuencia, el cobertor para portabebés es una de las mejores opciones para portear a tu hijo en invierno ya que:

  • Se adapta a todo tipo de portabebés, como fulares, bandoleras, mochilas ergonómicas y portabebés tradicionales.
  • Mantiene al bebé seco y caliente en todo momento y con independencia de las condiciones climáticas.
  • Lo protege contra el frío, la lluvia y el viento.
  • Permite que el porteador siga llevando su abrigo favorito, sin más complicaciones.
  • Se puede utilizar con independencia de si el bebé va delante o detrás. No obstante, si va a la espalda, el adulto porteador deberá ir sin abrigo o con una prenda de abrigo no demasiado gruesa, como un forro polar, que permita colocar encima el portabebés y el cobertor.

De cobertores para portabebés los hay de diferentes marcas y grosores:

Cobertor bufanda Hoppediz:

El cobertor bufanda para portabebés de Hoppediz ofrece una excelente protección para cuando llevas a tu hijo en una mochila o fular durante la época de más frío. Dispone de una original pieza de tela que cubre el cuello y los hombros del porteador y que se extiende desde el cuello del porteador hasta el del bebé para así proteger a ambos. Además, la zona del cuello puede ajustarse mediante un cordón para bloquear la entrada de viento, por lo que este cobertor es ideal en ambientes fríos con frecuentes rachas de viento. Dispone de una capucha integrada para el bebé con una generosa cola para cubrir espalda y piernas.

Este cobertor está elaborado de un suave forro polar y puede lavarse a máquina en agua caliente (hasta 60°C). El tejido ha sido prelavado, por lo que no encoge.

Cobertor Hoppediz 3 en 1:

Hoppediz dispone además de un nuevo cobertor, al que ha denominado 3 en 1, y que está destinado a sustituir al cobertor bufanda. El 3 en 1 es un cobertor de mayor tamaño, por lo que se puede utilizar con niños de más de dos años, y formado por dos capas, que se pueden utilizar por separado o unidas. Una capa es de nylon impermeable, mientras que la otra es de forro polar, y ambas se pueden unir mediante corchetes. La capa de nylon se utiliza exteriormente y protege perfectamente de la lluvia y del viento en cualquier época del año. La capa de forro polar proporciona calor en los días más fríos.

Como es característico de la mayoría de los cobertores, este se coloca y ajusta mediante unas cintas que se atan al porteador. Disponen de bolsillos e incorporan manguitos y protector del cuello para el porteador, pudiéndose usar con el cobertor o también a parte. Se ajusta, asimismo, en los laterales y en la zona del cuello del bebé. Está disponible en dos combinaciones de colores: crema/negro y antracita/negro.

Cobertores Mam:

Mam es un fabricante finlandés que ofrece un mismo diseño de cobertor en cuatro versiones diferentes, según las necesidades de protección:

  • 4-Seasons: Su interior es de un forro polar fino y su exterior es de microfibra, por lo que resulta ideal para todo el año o en lugares con una climatología suave.
  • 4-Seasons Deluxe: Como el modelo anterior, pero además incluye una membrana impermeable que protege al bebé del viento y la lluvia.
  • Winter: Su interior es de un forro polar grueso mientras que el exterior es de microfibra. Resulta adecuado para los días de frío y en climas poco lluviosos.
  • Deluxe: Su interior está formado por dos capas de forro polar con una protección impermeable en medio, mientras que el exterior es de microfibra. Es ideal para épocas de mucho frío y climas en que la lluvia o nieve suelen estar presentes con cierta frecuencia. Además, es reversible.

Todos los cobertores Mam disponen de un bolsillo delantero, donde el porteador puede resguardar sus manos, y de un gorro a juego para proteger la cabecita del niño, que se puede poner y quitar fácilmente. Estos cobertores han sido diseñados y cuidadosamente probados en climas fríos y ofrecen una excelente protección contra el viento. Se colocan mediante cintas y se ajustan con gomas. Disponen de seis puntos de cierre y una cuerda en el extremo inferior con la que formar una bolsa calentita para los pies del niño.

El cobertor Mam incluye una aleta con la que se soporta el cuello del niño cuando está dormido, algo que sin duda resultará de interés cuando se transportan bebés. La aleta de la cabeza proporciona una protección adicional frente a los rayos solares o a las inclemencias del tiempo, y puede plegarse cuando el niño está despierto. También puede utilizarse como cobertor para sillitas de paseo o de coche, e incluso como una manta de emergencia. Puede lavarse a máquina.

Tabla resumen:
La siguiente tabla clasifica los diferentes tipos de cobertores según marcas y grosores para así, en función del clima de nuestra zona, poder decidir cuál se adapta mejor a nuestras necesidades:

Templado (todo el año) Frío Muy frío (<0º) Lluvia y/o nieve
Mam 4-Seasons Mam Winter Mam Winter
Mam Deluxe
Mam Deluxe (nieve o lluvia con frío)
Hoppediz 3 en 1
(solo el nylon)
Hoppediz 3 en 1
(solo el forro polar)
Hoppediz 3 en 1
(las dos piezas)
Hoppediz 3 en 1
(las dos piezas o sólo la de nylon si no hace frío)
Hoppediz cobertor bufanda Hoppediz cobertor bufanda

Sobre Rosa Sorribas
Rosa Sorribas es consultora de lactancia certificada internacional (IBCL), doula y fundadora de Crianza Natural. Ha impartido cursos y conferencias sobre temas de lactancia, crianza y porteo.

Documentos de Rosa Sorribas publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2015. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.