Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Cada vez más ecografías en el embarazo: ¿por qué?

Publicado el lunes, 26 de abril de 2010. Revisado el jueves, 15 de octubre de 2015.
Autor: Crianza Natural

El uso habitual de ecografías en mujeres embarazadas de un solo bebé ha aumentado un 55% respecto a 1996, incluso en embarazos de bajo riesgo. Más de un tercio (37%) de mujeres embarazadas reciben hoy 3 o más ecografías en el segundo y el tercer trimestre de gestación, según un artículo publicado en la revista médica CMAJ (Canadian Medical Association Journal). El aumento en el uso de múltiples ecografías durante el embarazo ha sido más pronunciado en los embarazos de bajo riesgo que en los embarazos de riesgo alto, hecho que apunta que tal vez sea necesario revisar las prácticas actuales.

Actualmente, en Canadá se suelen recomendar dos ecografías en un embarazo normal, una en el primer trimestre y otra en el segundo, para detectar posibles anomalías fetales y genéticas. En España se están recomendando 3 ecografías, una en cada trimestre de gestación, aunque en la sanidad privada esta cifra se dispara y en algunos casos, mujeres con un embarazo normal están recibiendo una ecografía en cada visita.

El estudio incluyó casi 1 millón y medio de embarazos de un solo bebé, entre 1996 y 2006, en Ontario, la provincia más poblada de Canadá. Incluyó embarazos de bajo y de alto riesgo, definiendo el alto riesgo como presencia de algún problema o enfermedad materna, necesidad de consejo genético, o embarazo anterior complicado.

Los autores vieron que casi 1 de cada 5 mujeres embarazadas, incluidas las que tenían embarazos de bajo riesgo, recibieron 4 o más ecografías en el segundo y el tercer trimestre.

"Nuestros datos coinciden con un volumen creciente de estudios que apuntan que algunas intervenciones beneficiosas para individuos con alto riesgo se aplican con frecuencia a poblaciones con bajo riesgo", escribió uno de los autores del estudio, el Dr. John You, de la Universidad McMaster.

En el estudio, el aumento de la utilización de las ecografías prenatales era independiente del aumento de la edad materna, o los cambios en el perfil de las madres. Más bien, los autores apuntan a "factores no clínicos": la práctica de medicina defensiva, el deseo de tranquilizar a las pacientes y asegurarles que su embarazo progresa con normalidad, o la petición de las propias mujeres.

"Mientras que los beneficios de las ecografías en embarazos de alto riesgo parecen estar más claros, el valor de repetir ecografías en pacientes de bajo riesgo no lo está", escriben los autores. La ecografía prenatal se suele ver como algo inocuo. No obstante, algunos estudios han sugerido que las ecografías frecuentes durante el embarazo podrían estar relacionadas con crecimiento intrauterino retardado, retrasos del habla, o afectar a la lateralidad (más niños zurdos).

Además, cuando se realizan ecografías prenatales innecesarias a mujeres con bajo riesgo, las consecuencias no deseadas pueden superar los posibles beneficios. Por ejemplo, pueden detectarse por casualidad detalles menores benignos que pueden causar ansiedad y conducir a más pruebas que pueden ser invasivas, como la amniocentesis. Por ello, los autores abogan por un uso más juicioso de las ecografías prenatales en mujeres con bajo riesgo.

Más información:
Canadian Medical Association Journal


Sobre Crianza Natural
El equipo interno de colaboradores de Crianza Natural está formado por personas con gran experiencia en temas de parto, lactancia, crianza y porteo infantil.

Documentos de Crianza Natural publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2015. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.